El autocuidado del alma y el gobierno del corazón

Cobijar al Ser en el hogar interno

Objetivos

Este taller entrega herramientas y pistas para alimentar el alma y métodos para cultivarla satisfactoriamente. Advierte cómo se puede enfermar nuestra alma y cómo es posible que podamos “vender el alma al diablo”.

Enseña a construir el hogar interno, en donde se dé una íntima conversación entre nuestro Ser y las posibilidades de significado que nos ofrecen la multitud de cosas del diario vivir.

Demostrar que cuidar el alma no significa eliminar el sufrimiento, sino una sistemática aplicación de la poética imaginativa a la vida de todos los días, para hacer de esta una apasionada aventura.

Beneficios y promesas del taller

El taller apuesta y promete a la persona participante que obtendrá los siguientes beneficios:

  • Disponer de un método para convivir “puertas adentro” con lo mejor de nosotros; vivir con sentido y con gusto en esta breve pasantía que es la vida.
  • A potenciar nuestra alma con prácticas de autocuidado y monitoreo constante, para convertirla en fuente proveedora de riqueza interior y así no caer en la depresión y el desencanto.
  • A transformar el tema de nuestros “asuntos del alma”, en un privilegiado método generador de autoconocimiento y de significado.
  • A hacernos dueños y amigos de nuestro propio corazón, volviéndolo en el principal aliado de nuestro destino
  • A compactar el poder del alma, sintiendo que nuestras emociones trabajan para nosotros.
  • A mapear y rutear el territorio del alma personal. Establecer nuevas distinciones ordenadoras/liberadoras.
  • A conocer y expresar mejor el lenguaje del alma, a comprometerla más con nuestro Ser y misión, provocando con ello una vida más apasionada.

Metodología

A través de breves prácticas escriturales guiadas que permitan verse-a-sí-mismo, el taller se imparte de tal modo que la misma persona descubra los significados que le ayuden a construirse una mejor identidad (más adecuada a los intereses de su Ser), le liberen de premisas y guiones reductores y le den las bases para una buena reinvención de sí mismos.

Estos se reforzarán con un tipo de coaching narrativo, un entrenamiento con la auto-observación del lenguaje y su articulación que la persona utiliza para dar coherencia a su relato vital, experiencia que la conduzca hacia el descubrimiento de nuevos espacios narrativos donde habitar y ser.